Embutidos

¡Estás a un click de disfrutar y compartir momentos de felicidad!

Mas Blog

Seis errores que cometemos a la hora de consumir queso

Nos encanta el queso, consumimos mucho queso, pero cometemos muchos errores con ellos.

enero 5, 2024

Errores que cometemos con los quesos

Tal como decían los griegos, “los quesos son un regalo de los Dioses”. Será por ello que es uno de los alimentos más consumidos del mundo, uno de nuestros favoritos. El queso no falta en ningún hogar, ya sea de un tipo u otro. No en vano, existen más de 2.000 variedades en todo el mundo, más de 150 de 32 Denominaciones de Origen Protegidas o Indicaciones Geográficas Protegidas solo en España. Sin embargo, ¿cuánto sabemos del queso? ¿Sabemos guardarlos, servirlos y comerlos bien? 

En MAS Food Lovers somos #cheeselovers. Nos encanta comerlo solo, con pan, con mermeladas, con frutas, con frutos secos… Pero tan importante es comprarlos de calidad, como los que encuentras en MAS Food Lovers, como presentarlos y comerlos como se debe. 

Hoy vamos a desvelar seis errores que solemos cometer a la hora de cortar, conservar, servir y comer queso. 

Cortar siempre el queso en cuñas 

Es la forma más común, más conocida y como muchos establecimientos ya lo presentan cortado. Pero este tipo de corte no es recomendable para todo tipo de quesos. Cada queso requiere de un corte diferente para poder expresar mejor sus cualidades organolépticas. Un tipo de corte y una herramienta para cada queso, una premisa que no debemos olvidar. 

Por ejemplo, los quesos muy curados, como el parmesano, se suelen cortar en trocitos irregulares, o incluso en finísimas láminas estilo corte floreta, como se suele cortar el Tete de Moîne. Los quesos redondos y planos de consistencia cremosa, se cortan como si fuera una tarta. Los quesos de formato torta se abren por arriba, retirándoles la ‘’tapa’’ superior para degustar su interior, que suele ser cremoso.

Maridar el queso solo con vino tinto 

Es otro de los tópicos habituales. Pero ¿sabías que hay vinos blancos incluso espumosos que maridan mucho mejor con los quesos que los vinos tintos? Todo depende del tipo de queso y del tipo de vino. 

Por ejemplo, prueba el maridaje de un buen vino blanco con queso Mahón curado, con el delicioso comté, con un camembert de la Normandia, o con la torta del Casar. 

Tirar todo el queso al que le salga moho 

El queso es uno de los pocos alimentos que se pueden consumir aun teniendo algo de moho. Aunque no siempre. Los quesos blandos, como el requesón o el queso crema, deben desecharse si tienen moho. Igual que el queso rallado o cortado ya en rodajas. Sin embargo, el moho no siempre es indicativo de que esté estropeándose el queso. Algunos tipos de moho se utilizan para hacer quesos, como el brie y el camembert. Los adultos sanos pueden comer estos mohos. 

De hecho, el moho generalmente no puede penetrar mucho los quesos duros y semiblandos, como el cheddar, el parmesano y el suizo. Así que puedes cortar la parte mohosa y comerte el resto del queso.  

Evitar el queso si haces dieta

Aunque el queso suele ser un alimento muy graso, no todos lo son. De hecho, hay algunos quesos adecuados e indicados para las dietas de adelgazamiento. Los lácteos son muy importantes para nuestra alimentación. Especialmente, el queso contiene vitamina A y D, ayuda a absorber el calcio y por ello, a mantener los huesos y los dientes sanos. 

Así, algunos de los quesos que los nutricionistas recomiendan son el queso de cabra bajo en grasa y en sal, la mozzarella, o el requesón. En MAS Food Lovers, además, contamos con oros quesos especiales bajos en grasas y en sal. 

Tirar la corteza del queso

Cuando el queso es artesano la corteza forma parte del propio alimento, se ha generado en el proceso de maduración y, por ello, se puede consumir,. De hecho, en muchos tipos de queso la corteza es la que aporta matices y sabores únicos, como en el caso del queso brie o camembert. 

Eso sí, hay que tener muy en cuenta que hay quesos que se recubren de una corteza artificial, generalmente elaborada con cera. En ese caso, lógicamente, no debería comerse. 

Guardar siempre el queso en la nevera

Es otro de los errores que solemos cometer: comprar el queso y meterlo directamente en nuestra nevera. Sin embargo, no todos los quesos necesitan la misma temperatura de conservación. Meterlos en la nevera anularía sus matices tanto de sabor como de textura. Dicho esto, la nevera no es mal sitio para guardar el queso, pero hay que evitar la parte más fría, ya que estropeará el queso. Es recomendable guardarlos en cajones, en fiambreras. Pero si guardamos el queso en la nevera debemos sacarlo aproximadamente 30 minutos antes de consumirlo, para que esté a temperatura ambiente.

Nuestra newsletter

Disfruta d’un
10% de descompte

Estigues al dia de totes les novetats i disfruta d’un 10% de descompte només per registrar-te per primera vegada.

Qualitat i frescos

Tots els nostres productes

Transport gratuït

A partir de 100€

T’ho portem a casa

Si vius a Barcelona

Pagament segur

Confiança en les compres